Cómo el reparto con drones podría fastidiar la conexión WiFi de todo el mundo

November 8, 2018

Imagine un futuro automatizado no tan lejano en el que las furgonetas de reparto no contengan únicamente los productos que tienen que repartir, sino también el método para llevar los productos a su puerta: drones. 

Un dron despega de una furgoneta en movimiento y planea sobre su entrada para entregarle su suplemento mensual de vitaminas, papel de cocina y barras de proteínas.

Aunque dicha situación aún no sea real, se hará realidad… y pronto. Los drones comerciales ya se han aprobado en Estados Unidos para numerosos usos, como operaciones de rescate, inspecciones de puentes y servicios públicos, fotografía aérea, agricultura, investigación, desarrollo y educación. Grandes empresas como Amazon, UPS, Google y Wal-Mart esperan estar listas para utilizar sus drones el año que viene. Una vez que esto suceda, se abrirán las puertas.

Drones: buenas y malas noticias

Sin duda alguna, los drones, también llamados vehículos aéreos no tripulados (VANT) o UAV por sus siglas en inglés, son cada vez más importantes en el mundo actual. Ofrecen muchas ventajas, desde mejorar los envíos y repartos hasta salvar vidas.

Lo que se conoce menos es que los drones pueden interferir gravemente en la potencia y la cobertura de la señal WiFi y provocar problemas importantes para las empresas y los particulares.

Los drones funcionan con conexión WiFi, normalmente en un espectro de 2,4 GHz, y el problema es que las pequeñas empresas y residencias también utilizan una conexión WiFi en el espectro de 2,4 GHz.

Debido a que los drones utilizan aproximadamente el 100 % del tiempo de transmisión, existe una posibilidad muy real de que se produzcan interferencias en la conexión WiFi, ya que el tiempo de transmisión solo se puede utilizar por un dispositivo a la vez. Además, cuando un dron interfiere en la conexión WiFi de una empresa, la productividad cae en picado de inmediato.

Por ejemplo, si un dron sobrevuela un almacén que depende de un escáner de códigos de barras, la comunicación entre los escáneres y la estación base cesará de inmediato, puesto que el dron copará el tiempo de transmisión.

¿Cómo podemos solucionar este problema? 

Steven Heinsius, director de acceso definido por software para EMEAR en Cisco, probó su teoría de que solo las residencias y las pequeñas empresas se verán afectadas, ya que suelen depender de puntos de acceso inalámbricos de grado residencial que compran de los operadores o en grandes superficies.

Según Heinsius, estos puntos de acceso carecen de la tecnología que puede solucionar el problema: la gestión de recursos del espectro radioeléctrico (RRM).

Para probar su teoría, Heinsius encendió su propio dron cerca de una red de Cisco de grado empresarial con RRM y el analizador de espectro CleanAir de Cisco. “Ha funcionado y me he dado cuenta de que en el momento en el que mi conexión WiFi ha detectado la interferencia del dron, ha cambiado de inmediato los canales para evitar la interferencia”, afirmó.

Este problema no va a desaparecer, sino que, de hecho, irá a más. Según la FAA, habrá más de siete millones de drones en funcionamiento en 2020.

Soluciones a las interferencias con drones para las pequeñas empresas

¿Qué puede hacer una pequeña empresa? Una solución evidente es la actualización a los puntos de acceso inalámbricos de grado empresarial que incorporan la tecnología RRM. Otras alternativas son utilizar el espectro de 5 GHz en la medida de lo posible, utilizar solo los canales 1, 6 y 11 en el espectro de 2,4 GHz, evitar una potencia del 100 %, posicionar los puntos de acceso en horizontal y lejos de obstrucciones y actualizar a 802.11ac cuando tenga sentido hacerlo.

Hay otros pasos que las pequeñas empresas pueden adoptar, pero pueden suponer una mayor dificultad. Estos pasos incluyen pintar el exterior de las puertas con pintura metálica y sustituir los cristales estándares de las ventanas por ventanas tintadas con marcos de aluminio.

Lo ideal es que los fabricantes y operadores de drones tengan alguna responsabilidad. Heinsius sugiere que los drones deben fabricarse para la banda de 5 GHz y que los operadores inalámbricos empiecen a suministrar puntos de acceso con RRM a los clientes.

Los drones son una categoría de “activos conectados” de rápido crecimiento y pueden transformar de forma radical las operaciones de campo y de los servicios de muchos mercados industriales. Invertir en el ecosistema de drones ofrece información única del mercado y permite que Cisco ofrezca más soporte a nuestros clientes industriales en su adopción del IoT y su proceso de transformación digital.

Para obtener más información sobre cómo la tecnología de Cisco puede ayudar a su empresa, visite nuestra página web para  pymes .

Y si desea estar al día sobre innovación y las tendencias tecnológicas más recientes, inscríbase en nuestro boletín periódico.

Previous Article
Cómo las herramientas correctas son el secreto para conseguir un personal creativo, productivo y feliz
Cómo las herramientas correctas son el secreto para conseguir un personal creativo, productivo y feliz

Siguiente articulo
Criptominería: cómo proteger su empresa
Criptominería: cómo proteger su empresa