Cinco consejos para abordar la falta de talento cuando la contratación falla

Uno de los mayores retos en los equipos de TI de las pymes es la escasez de conocimientos y recursos especializados. Si hace que se sienta mejor, en realidad también es uno de los grandes retos de las grandes empresas.

Como líder de TI de su organización, se encuentra en el foco de atención: al ayudar a sus homólogos empresariales a comprender la repercusión de la nube y las nuevas tecnologías, al aconsejar sobre la seguridad y el cumplimiento y, tal vez lo más importante, al mantener la atención en la infraestructura central. Resulta demasiado para que lo abarque un equipo pequeño.

Por lo tanto, ¿qué puede hacer?

El primer impulso es lanzarse a contratar especialistas en las áreas que le interesan. Sin embargo, las limitaciones en el presupuesto y en la plantilla pueden hacer que se invalide rápidamente dicha idea, aunque haya un gran número de candidatos competentes y aptos en su área. Aunque probablemente no sea el caso.

No desespere. Hay otras opciones:

1. La formación en conocimientos de TI se debe llevar a cabo a su manera

De acuerdo, ya puede dejar de reírse. No estamos sugiriendo que abandone la oficina una semana para asistir a un curso y volver convertido en todo un ninja en ciberseguridad. En su lugar, busque cursos de formación y recursos a los que pueda acceder a su manera: videotecas y manuales en línea, por ejemplo. La formación no es siempre la respuesta, pero puede abarcar una sorprendente cantidad de información en una hora.

2. Coja el teléfono

Si cuenta con un contrato de soporte con el proveedor adecuado, puede llamar a sus ingenieros para que ayuden en todos los tipos de rompecabezas diarios, no solo en los fallos de hardware o los errores. Estarán encantados de ofrecerle el asesoramiento técnico que necesita sobre las actualizaciones previstas, las integraciones, la repercusión de las nuevas tecnologías en su entorno específico y las prácticas recomendadas sobre configuración.

3. La externalización hace ganar tiempo

Externalización, servicios gestionados o tercerización: independientemente de cómo lo llame, muchas pequeñas empresas son cautas a la hora de firmar acuerdos con terceros para que ejecuten partes de su TI en su lugar. Sin embargo, a veces, cobra sentido.

Por ejemplo, probablemente no cuente con la plantilla o las competencias de especialistas para ejecutar usted mismo un centro de operaciones de seguridad ininterrumpido. Sin embargo, puede contratar a un proveedor para recibir el mismo tipo de servicio. ¿Y en el caso de las actividades rutinarias que requieren mucho tiempo, como el departamento de soporte técnico de primera línea para los usuarios? Sáquelas de la lista de tareas de su equipo (incluso puede utilizar un chatbot de IA…) para que pueda dedicarse a problemas más estratégicos.

4. Obtenga soporte para la gestión de proyectos

Cuando entra un proyecto grande (quizás la actualización de una red o la implementación de una solución de IoT), su plantilla no se ampliará forzosamente para permitirle abarcar el trabajo diario y el nuevo proyecto sin que se mate trabajando. Incorpore un partner para que ayude en todo, desde instalar el cableado hasta ajustar la configuración. Por supuesto que esto supone un coste adicional; sin embargo, logrará que el trabajo se realice más rápido y con menos errores, lo que conlleva que es una inversión que se suele amortizar.

5. Automatización, automatización y automatización

Si el problema tiene que ver con el tiempo más que con los conocimientos especializados, su prioridad es ganarle tiempo a su jornada y a la de su equipo. Busque soluciones que sean fáciles de implementar, configurar y gestionar (es una de las cosas que más gustan de Meraki). Las herramientas actuales de automatización pueden realizar, con solo pulsar un botón, tareas que habrían llevado horas con CLI antiguas, tanto si se refuerzan las políticas de seguridad de los dispositivos o se vuelven a configurar los switches. Existen servicios de análisis y supervisión que le permiten consultar toda la información que necesita saber sobre la infraestructura mientras toma su café mañanero, en lugar de recopilar informes de distintas hojas de cálculo y exportaciones a formato PDF.

La perseverancia funciona 

En la actualidad, un técnico de TI puede prestar servicio a una media de unos 200 dispositivos. En solo unos años, este número será de miles o, incluso, de millones. En otras palabras, si cree que su equipo es insuficiente actualmente, espere. Todavía no ha visto nada.

La contratación es parte de la respuesta, pero sin duda alguna no es la única. Además, ha de elaborar un plan para desarrollar las competencias de su equipo, aunque, aparte de esto, debe revisar su estrategia para que se lleve a cabo el trabajo. Es mejor externalizar algunas tareas de gestión de TI, automatizar otras y el resto puede estar a cargo de proveedores externos según las circunstancias de cada caso. Así que ánimo: dispone de opciones.

Previous Article
Las cinco tendencias tecnológicas principales para impulsar la eficacia operativa en su empresa
Las cinco tendencias tecnológicas principales para impulsar la eficacia operativa en su empresa

Siguiente articulo
Tendencias en colaboración, comunicación y productividad de las pymes: ¿cuál es su estrategia?
Tendencias en colaboración, comunicación y productividad de las pymes: ¿cuál es su estrategia?