Deje de hablar de seguridad y empiece a hablar de confianza digital

November 8, 2018

Seamos honestos: la mayoría de las empresas piensa que la seguridad de TI supone una carga.

Sabe que tiene que pagarla (en especial cuando se trata del cumplimiento), pero sin duda alguna no saborea sus posibilidades. La seguridad consume el presupuesto de otras iniciativas y se interpone en el proceso de las personas que hacen su trabajo.

(Y, en el caso de las pymes en particular, existe la creencia incorrecta de que no necesitan invertir en seguridad, ya que los atacantes van principalmente a por las grandes empresas).

Sentimos decirlo, pero dicha actitud tiene que cambiar. Esta es la verdad:

1) La seguridad sí añade valor.

Si piensa en la seguridad como una carga, o incluso como una compra realizada meramente para que dejen de suceder cosas malas, no lo está entendiendo. Piense en todas las cosas que puede hacer cuando confía en su seguridad:

  • Puede asociarse y compartir datos con otras organizaciones, con la certeza de que sus políticas de privacidad se aplican y de que estas pueden confiar en usted.
  • Puede permitir a sus empleados trabajar desde cualquier lugar y llevarse la información confidencial del proyecto, con la certeza de que los datos confidenciales están protegidos.
  • Puede experimentar con el IoT, la nube pública y otras tecnologías transformadoras que pueden ayudar a su empresa a innovar, con la certeza de que no pondrán en riesgo su seguridad.

En otras palabras, la seguridad no tiene que suponer una barrera para que se realice el trabajo; en realidad, es un factor clave de la transformación digital en la que está involucrado. Es una garantía de confianza.

2) La seguridad es algo que realiza, no solo algo que compra.

Vale, así que la seguridad añade valor… compremos alguna solución, ¿y continuación?

Espere un minuto. Por supuesto que las tecnologías de seguridad (firewalls, escáneres de correo electrónico, antivirus y antimalware, etc.) son importantes para proteger su empresa. Sin embargo, la seguridad no es un problema al que simplemente pueda arrojar su dinero y confiar en que la tecnología lo solucione.

Todos los estudios muestran que son las personas y los procesos los que representan la mayoría de las vulnerabilidades en materia de seguridad, ya sean ataques de ingeniería social o redes mal configuradas.

En otras palabras, se podría mitigar la inmensa mayoría de los riesgos en el ámbito de la ciberseguridad a los que se enfrenta su empresa con solo algo de formación básica en ciberseguridad para el personal y la aplicación de procesos básicos, como el uso de configuraciones reforzadas y la comprobación de que se aplican parches con regularidad en los dispositivos de TI.

3) Dispone de opciones

Sin embargo, ¿quién va a desarrollar sus políticas, configurar dichas tecnologías y formar a su personal? Si ha intentado contratar recientemente a un experto en seguridad, sabrá que escasean y que exigen una prima salarial que quizás no sea capaz de soportar.

No se preocupe, porque no está solo y dispone de opciones. Tanto si se trata de formar a sus equipos de TI actuales para aumentar su experiencia en ciberseguridad, como si se trata de ofrecer soporte basado en proyectos o proveedores de servicios gestionados, existen formas de obtener la plantilla y las competencias que necesita.

Más información

Hemos trabajado con los analistas de TI de Ovum para investigar cómo perciben las empresas la seguridad en la actualidad, qué nos depara el futuro y cómo hacerlo bien, incluido qué se puede hacer para abordar la falta de talento. 

Consulte el informe aquí para obtener información y puntos de datos clave.

Previous Article
Los 5 tipos de personalidades de las llamadas por videoconferencia
Los 5 tipos de personalidades de las llamadas por videoconferencia

Siguiente articulo
Pare: colabore y preste atención
Pare: colabore y preste atención